martes, 10 de diciembre de 2013

Debate en Chile: Oportunismo, Reformismo y Ambigüedad



 Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile ,Fel Chile ,Frente de Estudiantes Libertarios,Federación de Estudiantes Libertarixs,El Frente de Estudiantes Libertarios (FEL),anarkismo.net,Debate en Chile: Oportunismo, Reformismo y Ambigüedad Enviar por correo electrónicoEscribe un blogCompartir con TwitterCompartir con Facebook  Un grupo de compas anarquistas  A través del presente documento/opinión, nos queremos posicionar como compañeras y compañeros anarquistas frente a lo que está ocurriendo actualmente en Chile con el sector autodenominado como “libertario” y “anarco-comunista”, el cual desde un tiempo a esta parte a comenzado a delinear y promover una estrategia abiertamente reformista, que ha germinado no tan solo en la reivindicación y promoción de las elecciones como una “herramienta de lucha táctica” para el “actual periodo”, sino que también conllevó el apoyo público e inclusive la participación directa de varios de estos personajes, en cargos de importancia dentro del propio comando electoral del candidato Marcel Claude. Delineando de esta manera el camino que ha iniciado y pretende profundizar el denominado “anarquismo social” a través de sus concepciones de “ruptura democrática” y de “democracia de masas”, que en la práctica configura un pseudo “anarquismo” pálido y deslucido que han adaptado y utilizado a su propia conveniencia.  Dentro de quienes conformaron el comando, se encuentran los siguientes personajes “libertarios”. Para tener en consideración: - Lucas Cifuentes de la Red Libertaria (equipo de Coyuntura Política y Discurso). - Felipe Ramírez, ligado al FEL (equipo de prensa). - Alexis Meza de Red Libertaria (representante de red libertaria en el equipo presidencial). (Siendo importante señalar que esta es información publica, que se dio a conocer en las páginas web que se encuentran al final de este documento.).  Por esta razón, nos importa señalar que quienes adscribimos esta reflexión si bien no tenemos la misma concepción del anarquismo (insurreccionalistas, anarco-comunistas y anarquistas “a secas”), nos hemos visto unidos por el mismo sentimiento de indignación, profunda critica, repudio y desconfianza respecto a este sector y a las iniciativas que esta llevando a cabo de forma desvergonzada. Por lo tanto es importante que se sepa tanto en Chile como en el extranjero, que esta opinión viene desde dentro de lo que algunxs pueden o no catalogar como “movimiento anarquista”. Y que además de exponer en este documento nuestra posición al respecto, hemos rescatado también varios puntos de vista que están siendo desarrollados en distintos círculos y grupos de compañerxs, no solo de Santiago, sino que también de otras partes del país. Aunque claramente no nos arrogamos la representación de los mismos.     De igual forma consideramos fundamental visibilizar esta discusión/debate, con toda la firmeza que corresponde, debido a que la coyuntura electoral ha servido para que este sector haya demostrado su verdadera esencia reformista, oportunista y ambigua, que por mucho tiempo habían mantenido en secreto. Siendo este por ende el momento propicio para desenmascarar las intenciones de este sector, ya que al pasar el circo electoral los pseudo-anarquistas libertarios volverán a esconder esta parte de su practica y andarán en Chile y el extranjero vendiendo “falsos discursos revolucionarios” y diciendo que la centralidad de su acción se encuentra en la “acción directa de masas”, cuando los mismos documentos que han hecho públicos demuestran con creces lo contrario.  Lo queremos hacer para que los compañeros jóvenes que recién se están sumando a las luchas sociales y que poco a poco van sintiendo simpatías por el anarquismo, como viene ocurriendo desde un tiempo a la fecha, no se vean engañados por un discurso que esconde intenciones que se alejan profundamente de los postulados anarquistas. Y sobre todo cuando dentro de su estrategia a mediano plazo, se encuentra la búsqueda de canales con partidos políticos de izquierda, dentro de ellos el Partido Comunista (Que será parte del futuro gobierno), el que “nos declaro la guerra” a los anarquistas el año 2006, el que entrego nombres de nuestros compañeros a la inteligencia estatal y el que le rompió los dientes a palos a la madre del Weichafe Matias Catrileo hace poco tiempo atrás.  Los Hechos  Ya el 1° de Mayo de este año 2013, durante las jornadas de conmemoración del “día del trabajador”, donde lxs anarquistas de todo el mundo recordamos a los “Mártires de Chicago”, se convoco a un acto sindical “clasista y combativo” en la Plaza Brasil, convocado por una serie de organizaciones sindicales, dentro de ellas, una donde trabajan elementos “libertarios” del ámbito de la construcción (SINTEC). Este tipo de actividades históricamente autónomas de toda candidatura y partidos políticos, incluyendo los de izquierda, tuvo sin duda un elemento que en ese momento se considero anecdótico. Ya que la sorpresa fue mayúscula para muchxs compañerxs, cuando al llegar al lugar se comenzó a ver variada propaganda politica del candidato a la presidencia Marcel Claude. La cual hacia una patética combinación, con banderas rojinegras de carácter anarquistas, que algunos personajes no pararon de agitar en ningún momento. Este fue uno de los primeros elementos que comenzó a llamar la atención sobre el rumbo que estos sectores reformistas estaban tomando.   Sin embargo este primer indicio, se vio confirmado justo dos meses después, cuando el 1 de Julio aparece públicamente una autodenominada “Red Libertaria” en cuya “declaración publica” se señala que:  “La elección presidencial en nuestro imaginario, hoy por hoy, es valorada como una posibilidad de referenciar una orientación estratégica de ruptura democrática y contenidos programáticos provenientes del campo popular movilizado...Es por ello que hemos decidido con seriedad y responsabilidad histórica, contribuir a este proceso de articulación política, incorporándonos activamente al movimiento social, ciudadano y popular denominado “Tod@s a La Moneda”...Del mismo modo expresamos nuestro total respaldo al candidato presidencial Marcel Claude, pues consideramos que se ha hecho parte de las demandas más sentidas del campo social y se ha puesto al servicio de un proceso estratégico de movilización y politización popular...Finalmente, ratificamos nuestra voluntad inquebrantable de avanzar en la construcción de una Izquierda Libertaria en Chile...”  Inaugurando así a través de esta declaración, una estrategia indecente que desde hace un tiempo ya los sectores mas reformistas estaban delineando.  Pero antes de continuar criticando a este sector hay una interrogante importante que es preciso dilucidar ¿Red Libertaria es una organización surgida de improviso? ¿Es el resultado de una torpe opción tomada por parte de algunxs que no entendieron bien en que consistía el anarquismo?  No. Red Libertaria es parte de una estrategia creada conscientemente por integrantes de la OCL (Organización Comunista Libertaria), dentro de la cual se integro en su totalidad la FCL (Federación Comunista Libertaria) hace un tiempo atrás. Siendo esta estrategia reformista adoptada y promovida también por el FEL (Frente de Estudiantes Libertarios).  Y son sus militantes quienes crearon esta “Red” para encarar su participación en las elecciones y así tratar de no “ensuciar” el nombre de sus organizaciones. En este sentido solo hemos encontrado dos articulos que desde lo libertario se han desenmarcado públicamente de esta política. La declaración del CAL y del FAO (Frente Anarquista Organizado) el cual ya habla de un quiebre en el movimiento libertario debido a la adopción de esta estrategia reformista. Por lo cual la supuesta hegemonía del sector reformista dentro de lo “libertario” no seria tan amplia como sus promotores señalan. Lo cual habría generado inclusive el fraccionamiento de OCL-Chile.  Sin embargo es interesante entender como se llego a generar esta estrategia reformista, que algunos ex militante de la OCL  han llegado a describir inclusive como: “La escuela de la maquina, el chanchullo y la burocracia dirigente”. En este sentido algunos fragmentos de la declaración que han hecho circular los sectores que se separaron de la OCL-Chile son más que decidores:  “...a pesar de la oposición de un importante sector de la organización- posiciones respecto a cómo enfrentar los nuevos escenarios políticos (apertura e inserción de los espacios institucionales, ascenso del reformismo y la movilización social, etc.) sobre la de base premisas y tesis con una ambigua perspectiva de clase. Esto se agravó más cuando, aun en un proceso de congreso nacional de OCL, y sin haber zanjado una línea táctica común, un sector minoritario, pero amparado en cargos de dirección, dio un salto programático a algo tan relevante como hacerse parte de la campaña presidencial de Marcel Claude mediante un órgano, en principio ilegítimo dentro de la organización, como es Red Libertaria. Un salto que, de considerarse necesario u oportuno de acuerdo a ciertos objetivos, debió haber sido resultado de un debate abierto, de cara al movimiento libertario que, en su conjunto, se ha visto afectado por estas apuestas aventureras de incierto futuro y dudosos réditos políticos. Pese a que esta maniobra terminó siendo aprobada sobre la marcha por la militancia con el fin de darle un control orgánico, esto ocurrió luego de que ya existiese como entidad autónoma, que operaba nacionalmente y declaraba abierta y acríticamente su apoyo al comando de Tod@s a la Moneda. Digan lo que digan, los “democráticos” acuerdos posteriores no pueden borrar los orígenes ilegítimos. La aprobación de los hechos consumados es un gesto de autocomplacencia moral más que una determinación política.”  Por lo cual la supuesta sensación de unidad que los reformistas están dando a través de su articulada presencia en distintas páginas web, inclusive opinando en ellas para tratar de justificar lo injustificable, no es nada más que la típica actuación de partido llevada al anarquismo.  Sin embargo esta “forma de trabajo” verticalista y dirigente no viene solo de ahora como indican otros compañeros (ex OCL) ya que en años anteriores habían ocurrido situaciones similares:  “...El quiebre político fue específicamente por el tema de las Elecciones presidenciales el año 2005. La base de Valpo en su mayoría decidió llamar a votar nulo (como las veces anteriores) y Santiago y Conce querían abstenerse de llamados públicos, para que 'No interfiriera con el trabajo territorial en los allegados', ya que este trabajo se compartía con el Partido Comunista, en Santiago. Esa fue la razón...”  En este sentido señalan inclusive que lo que se dio:  “...En realidad, tampoco fue un quiebre, sino que una expulsión sin derecho a debate, por la espalda, de una forma muy poco compañera y libertaria, que hasta entre los stalinistas se vería fea...”  Sin embargo para quienes redactamos este documento/opinión, tratar el asunto relativo a como se articulo la estrategia de la “ruptura” democrática, nos parece útil tan solo para demostrar que quienes andan llenándose la boca de palabras como “democracia”, deberían preocuparse primero de instaurar mecanismos adecuados en sus propias organizaciones antes de andar ofreciendo las “transformaciones que Chile necesita”. Pues el dirigentismo y el deseo de protagonismo de algunos es señal clara de una deformación autoritaria que no afecta tan solo las ideas, sino que también las prácticas mismas de este sector. Las cuales continúan reeditando lo peor del reformismo de izquierda.     Justificar lo injustificable  “...el antielectoralismo no puede constituirse como un principio o una máxima del pensamiento libertario, más bien debe entenderse que éste es y ha sido una táctica que puede ser usada, o no, por los libertarios y el movimiento social en una coyuntura específica...”                                                          Daniel Perez. “Los libertarios y la “problemática electoral”  Frases como estas son las que nos demuestran de forma cabal cuan bajo han caído los “libertarios” para tratar de justificar la estrategia que están llevando a cabo. De hecho coincidimos con los compañeros de Brasil que ya criticaron la estrategia de “ruptura democrática” con el articulo “las elecciones chilenas y la degeneración de la teoría y practica del anarco-comunismo” en el sentido de que señalan que lo que esta haciendo el anarco-comunismo en Chile, es una acción “revisionista” sobre la teoría anarquista. Debido a que están poniendo en entredicho elementos que históricamente han sido constitutivos de nuestras ideas, y que ningún sector del anarquismo, pese a las diferencias que existen -inclusive en la actualidad- pone en contradicción. Como es la negación de las elecciones como “medio” utilizado. Lo cual además no responde a un tema “principista” como cataloga el anarco-reformismo a todo aquel que lo contradice, sino que debido a lo que decía Malatesta en el sentido de que “quien elige el camino equivocado, no va a donde quiere, sino adonde el camino lo lleva”. Siendo esta una máxima del anarquismo que a lo largo del tiempo la historia no a hecho más que reivindicar.  Pero para los anarco-reformistas, la estrategia ya estaba lanzada desde el surgimiento de “Red Libertaria” y por ello se dieron a la tarea de inundar varias paginas de Internet, entre ellas www.anarkismo.net con distintos artículos en donde se reivindica desde la participación de los anarquistas en las elecciones, hasta llegar a abogar por “construir una iglesia cuya centralidad sean los pobres” como reza un articulo firmado por Felipe Ramírez. No faltando incluso el pobre incauto que en un foro de la página “alasbarricadas.org” señalaba que una de las “tareas del periodo” era “democratizar las fuerzas armadas...”. Mientras en facebook sin ninguna vergüenza, “subían” fotos de banderas rojinegras del anarquismo al lado de carteles que decían “Marcel presidente” y otras situaciones por el estilo.   Todo lo cual según ellos:  “...obedece, a un cierto grado de madurez que... hemos alcanzado...metiendo las patas en el barro y afrontando los problemas de frente y con audacia, no esquivándolos ni conformándonos con el consuelo de una teoría inmaculada si la realidad de los hechos se empeñaba en contradecirla...”  Por lo cual el resto de los anarquistas no tan solo sufrimos del “infantilismo” de izquierda que nos “diagnosticó” V. Lenin, (que tanto les gusta a los “libertarios”), sino que además reivindicamos un anarquismo que es permanentemente “contradecido por la realidad”. Lo que en términos concretos equivaldría a dar por muertas nuestras ideas, en el momento en que paradójicamente han resurgido con más fuerza y demuestran plena vigencia.  Siendo este un discurso agresivo, que sin embargo se contradice con el llamado que hacen a que toda la discusión relativa al anarco-reformismo se de de forma civilizada y con “altura de miras”, ya que pareciera ser que entre menos revuelo genere lo que están haciendo, para ellos es mucho mejor. Lamentablemente para ellos, nosotros no seguiremos su juego.  Sin embargo la justificación de su estrategia utiliza el “dramatismo mesiánico” como herramienta principal, ya que la supuesta “urgencia” que existiría en Chile en este momento preciso (elecciones), es la materia prima necesaria para hacer que quien se identificara como anarquista ayer, comience a actuar como un “reformista ciudadano” hoy. Borrando con el codo lo que escribieron con la mano.  El “drama de los libertarios” queda claro a continuación:  “... nos encontramos en un punto decisivo, en un momento bisagra que marcará un antes y un después para nuestro país y en el que sólo las fuerzas políticas que sepan interpretarlo y posicionarse correctamente en él tendrán viabilidad y proyección a futuro...”.  Pero no solo eso, hay una justificación aun peor:  “...El trabajo por frentes o áreas de trabajo ha sido crucial en este sentido, pero las limitaciones de este modelo se empiezan a manifestar...a medida que vamos acercándonos a techos estructurales y chocamos con las trabas existentes...Y es que hay una serie de límites...en las actuales circunstancias para que la izquierda siga creciendo exclusivamente a través del trabajo de frentes”.  Sin embargo debemos decir que si bien la participación en elecciones es uno de los elementos más visibles del “reformismo libertario”, este es tan solo la punta del iceberg, ya que lo que se esconde detrás de todo esto, es una pobre forma de entender la lucha y los procesos revolucionarios.  Ya que todo lo que pudiera parecer como deseable en este momento (mantener la autonomía de las organizaciones de base de todo tipo, llamar a no votar para profundizar el descrédito de los partidos políticos y evitar que las ilusiones y luchas sean cooptadas por verdaderos “ofertones políticos” sin ningún tipo de realismo, incluyendo el de su candidato Marcel Claude), como mínimo, es algo que ellos rehuyen. Prefieren optar por el “discurso de moda” dentro de la izquierda chilena, que señala que el mayor enemigo en la actualidad es la “constitución pinochetista”. Siendo justamente ella la que “no les permite avanzar”. Como si en algún momento de la historia las revoluciones se hubieran hecho gracias a las constituciones o a las leyes existentes. Cuando la única verdad es que el pueblo avanza cuando se fortalece como tal de forma autónoma, y no cuando lo dirigen los oportunistas o el estado le alarga la cadena. Y por si no lo saben, o ya lo olvidaron con tanto autor marxista que han leído, a eso el anarquismo le ha llamado históricamente “acción directa”. La cual por lo demás esta directamente vinculada con la autonomía, organización y acción propia de los explotados y dominados. Y que para nosotros se ha desarrollado históricamente “a pesar” de las izquierdas, no gracias a ellas.  Pero es preciso considerar también que el discurso reformista de los “libertarios” demuestra en sus contradicciones la falsedad de su discurso. O sino ¿Como pretenden seguir diciendo que la “acción directa de masas” es la columna central de su estrategia, cuando antes justificaban su participación en las elecciones porque lo social estaba llegando a un “techo estructural”? (Algo sumamente falso y tendencioso por lo demás.) Y que justamente por eso es necesario “acumular mas allá de lo sectorial”. Pues en la practica lo que ocurre es que debido a la forma autoritaria que tienen de pensar, no hayan que hacer con la movilización social mas que canalizarla hacia fuerzas políticas que ellos creen que van a poder construir y que van a poder dirigir.  La grandilocuencia del discurso libertario v/s la realidad  Sin embargo al aterrizar en la realidad histórica el discurso libertario, podemos darnos cuenta que a las finales es simplemente “mas de lo mismo”.  En primer lugar, su “correcta lectura de la realidad” y su “vocación de mayorías” acabaron siendo nada más que un dulce sueño.  Ya que esa “realidad” de la cual tanto hablan, los llevo de una “vocación de mayorías” a una “vocación de minorías” a partir de un resultado electoral triste, patético y miserable (2.8%)  que no hizo mas que reforzar el circo electoral y darle un carácter mas “inclusivo” con la participación de “candidatos con propuestas alternativas”. Su análisis político una vez mas fue errado, ya que no solo no lograron su objetivo traicionero y partidario de “canalizar” la protesta social a las urnas, sino que también sus “visionarias direcciones políticas” se auto-ilusionaron al pensar que iban a sacar el 7% de los votos o incluso el 9% como señalaban los mas entusiastas. La historia les dio un violento cachetazo y los dejo ahora buscando alianzas con otros sectores políticos. Incluyendo a MEO que no solo a dicho públicamente que no quiere cambiarlo todo, sino que también es el líder del “Partido Progresista” y de otros sectores como el “Partido Liberal”. ¿Seremos la única región del mundo en donde los “libertarios” además de ser parte de campañas presidenciales y ser parte de comandos electorales, están en busca de acuerdos con sectores progresistas y liberales? Como dice el refrán popular “dime con quien andas y te diré quien eres”.    De hecho el reformismo es tan patente en este sector, que inclusive han adoptado sin ninguna vergüenza conceptos propios de la política burguesa tradicional como el ya triste “vocación de mayorías” que permanentemente es utilizado por la “Nueva Mayoría” y por la Derecha, o el marketinero “Hacer las transformacion que Chile necesita”. Lo que le da un carácter aun más ridículo a su discurso, sobre todo cuando ese concepto grandilocuente, choca con los miserables resultados electorales que sacaron.  Es siempre útil cuestionar y criticar el “principicismo” cuando nuestra practica se preocupa de romper con ellos.  Es siempre útil igualmente mencionar las falacias y vacíos que tiene el anarquismo e incluso decir que el mismo ya no tiene vigencia. Sobre todo cuando se buscan alianzas con sectores políticos que en Chile siempre han criticado y denostado al anarquismo como es la izquierda tradicional, reformista y electoralista...Sin embargo es bastante oportunista seguir utilizando los símbolos del anarquismo para caratular estrategias cuando algunos sectores de la juventud se sienten cercanos a nuestras ideas.  Por otra parte, no hay “audacia” ni novedad alguna en reproducir los trillados caminos electoralistas que desde siempre ha seguido la izquierda y que no la ha llevado a nada más que a fracasos, como nuevamente ocurrió en la primera vuelta. La única novedad es que individuos autodenominados como anarquistas lo hicieron. Sin contar el hecho de que inclusive muchas organizaciones marxistas mucho más consecuentes que ustedes con las ideas revolucionarias, llamaron a no votar. No hay audacia alguna en llamar a votar cuando un poco mas de la mitad de la población no fue a votar ni por ustedes ni por nadie. Esto no es algo audaz sino algo sumamente estupido y patético, por decirlo de forma suave.  En otro sentido el “argumento cuantitativo” que utiliza OCL-Chile y los “libertarios” para tratar de arrogarse una importancia que existe solo en sus cabezas, es también parte de un discurso grandilocuente. Ya que en las condiciones actuales, es mas o menos fácil crecer cuando uno además de contar con una organización publica, esta conformado por una ambigüedad ideológica tal, que bajo el paraguas de lo “libertario” han mezclado todo lo que han podido atrapar, construyendo un mamotreto ideológico indescifrable. ¿O acaso van a negar que les complica utilizar la palabra anarquismo para reivindicarse? ¿O van a decir que son ustedes una organización compuesta solo por anarquistas? ¿o van utilizar alguna otra excusa barata para explicar como una organización anarquista tiene artículos llenos de citas de autores marxistas e inclusive de ex ministros de gobierno como el de Venezuela? Pero claro, nos responderán que eso es propio de una organización “madura políticamente” que a abandonado el “principismo” propio de quienes no somos mas que un dato anecdótico comparado a la “seriedad” y “grandeza” de ellos. Pero en este sentido se debe ser cuidadoso, porque no hay que olvidar que si el anarquismo se ha posicionado en Chile durante los últimos años no es gracias a la acción de organizaciones como OCL-Chile que digamos. Afirmar esto es faltarle el respeto a la acción que muchos compañeros han llevado a cabo desde distintas posiciones del anarquismo.  Por lo demás debemos considerar que en los últimos años en Chile han crecido distintas organizaciones, no tan solo la organización de los “libertarios”. Pero con la diferencia de que las mismas no tienen puesta su atención en la disputa de representatividad ni tampoco en querer aparecer hacia el extranjero poco menos que como “la vanguardia social y libertaria” que existe en Chile. Como “la esperanza de una nueva izquierda”. Esa mentira tienen que dejarla para los compañerxs del extranjero, porque nosotrxs sabemos bien que en la región Chilena la cosa no es así. En el extranjero se pueden decir mentiras de este tipo para obtener financiamiento, para hacer alianzas, crear falsas imágenes o generar apoyo de parte de quienes difícilmente pueden saber lo que ocurre en la realidad.  Por eso es que creemos que el problema que existe en Chile para el desarrollo de cambios revolucionarios, no es la institucionalidad ni la constitución creada en dictadura y legitimada por la democracia burguesa. El problema son los que siguen desviando y entorpeciendo la lucha por intereses políticos particulares que ponen en los partidos y no en las organizaciones sociales y autónomas el motor de los cambios y transformaciones revolucionarias. Lo que hay aquí es un montón de oportunismo, de ambigüedad y de reformismo. Todo lo que había de anarquismo en este sector reformista si es que existió en algún momento hoy simplemente a desaparecido. Y planteamos esto sin querer arrogarnos la verdad absoluta, sin tratar de decir que tenemos las respuestas a todos los problemas que existen. Pero una cosa es admitir las falencias que tenemos TODOS aquellos que luchamos por cambios profundos y otra cosa es que nos vendan un producto añejo con un envoltorio nuevo para tratar de hacerlo parecer presentable.   En este sentido llamamos a que los “libertarios” transparenten sus posturas, que escriban de forma clara lo que quieren. Que admitan que hicieron una lectura sesgada y falsa del momento actual en el que esta la región chilena, para poder articular una estrategia reformista que no tiene otro sentido que encontrarse en el “campo electoral” con los sectores con los cuales desean construir su “vanguardia compartida” y hacer así realidad la idea que diseñaron miembros del partido comunista chileno en el exilio en los 70. Que admitan que para ustedes la centralidad esta en el “partido” y no en lo social y finalmente que transparenten sus ideas y dejen de utilizar al anarquismo para conseguir sus objetivos particulares.  ¿Que tipo de anarquismo es el que llama a elecciones y ve en ellas “oportunidades” para avanzar en la lucha o  una vitrina para vender nuestros símbolos e ideas como si fueran mercancía barata de una tienda comercial? ¿Que tipo de anarquismo es aquel que abandono la destrucción del estado, llama a crear partidos políticos, tiene tintes nacionalistas y llama a “construir la iglesia que necesitan los pobres? Acá no hay anarquismo, sino la cara más miserable del postmodernismo. Quizás Chile tenga el triste record de haber tenido banderas anarquistas flameando en campañas presidenciales. No lo vamos a olvidar. A los libertarios muy por el contrario de lo que señalan, el “anarquismo clásico” no les quedo “chico”, les quedo demasiado grande.  Sin embargo somos muchxs los que ya nos hemos dado cuenta de lo que este sector esta haciendo, e independiente de lo que hagan seguiremos firmes y sin tranzar nuestros principios aunque a los reformistas les duela. Y somos muchos los que sabemos también que el oportunismo y las ansias de figurar se han transformado en una característica común de los anarco-comunistas en Chile, no solo de los “libertarios”, sino también de organizaciones como el CRA. (Corriente Revolución Anarquista). Todos ellos tienen la misma “escuela”, la misma historia y también los mismos vicios.   Es por eso que llamamos a los compañeros de Chile y el extranjero a no dejarse engañar, y así mismo hacemos un llamado a cerrar los espacios a este sector y a combatir políticamente a los anarco-reformistas y a OCL-Chile en donde quiera que se encuentren, hasta que abandonen públicamente su ligazón con el anarquismo.  De igual forma llamamos a los compañeros libertarios que están en contra de esta estrategia a que rompan de manera definitiva con quienes no están haciendo nada más que utilizar al anarquismo para propósitos que nada tienen que ver con nuestras ideas.  ¡El anarquismo es revolucionario o no es!  ¡El anarquismo no vota, ni tiene partidos!  ¡Por el avance de las verdaderas luchas anticapitalistas y antiestatales...salud y anarquía compañerxs !  Desde la región chilena, un saludo fraterno a quienes en todas partes del mundo luchan día a día por mantener vivas las ideas anarquistas.
Un grupo de compas anarquistas

A través del presente documento/opinión, nos queremos posicionar como compañeras y compañeros anarquistas frente a lo que está ocurriendo actualmente en Chile con el sector autodenominado como “libertario” y “anarco-comunista”, el cual desde un tiempo a esta parte a comenzado a delinear y promover una estrategia abiertamente reformista, que ha germinado no tan solo en la reivindicación y promoción de las elecciones como una “herramienta de lucha táctica” para el “actual periodo”, sino que también conllevó el apoyo público e inclusive la participación directa de varios de estos personajes, en cargos de importancia dentro del propio comando electoral del candidato Marcel Claude. Delineando de esta manera el camino que ha iniciado y pretende profundizar el denominado “anarquismo social” a través de sus concepciones de “ruptura democrática” y de “democracia de masas”, que en la práctica configura un pseudo “anarquismo” pálido y deslucido que han adaptado y utilizado a su propia conveniencia.

Dentro de quienes conformaron el comando, se encuentran los siguientes personajes “libertarios”. Para tener en consideración:
- Lucas Cifuentes de la Red Libertaria (equipo de Coyuntura Política y Discurso).
- Felipe Ramírez, ligado al FEL (equipo de prensa).
- Alexis Meza de Red Libertaria (representante de red libertaria en el equipo presidencial).
(Siendo importante señalar que esta es información publica, que se dio a conocer en las páginas web que se encuentran al final de este documento.).

Por esta razón, nos importa señalar que quienes adscribimos esta reflexión si bien no tenemos la misma concepción del anarquismo (insurreccionalistas, anarco-comunistas y anarquistas “a secas”), nos hemos visto unidos por el mismo sentimiento de indignación, profunda critica, repudio y desconfianza respecto a este sector y a las iniciativas que esta llevando a cabo de forma desvergonzada. Por lo tanto es importante que se sepa tanto en Chile como en el extranjero, que esta opinión viene desde dentro de lo que algunxs pueden o no catalogar como “movimiento anarquista”. Y que además de exponer en este documento nuestra posición al respecto, hemos rescatado también varios puntos de vista que están siendo desarrollados en distintos círculos y grupos de compañerxs, no solo de Santiago, sino que también de otras partes del país. Aunque claramente no nos arrogamos la representación de los mismos.
   
De igual forma consideramos fundamental visibilizar esta discusión/debate, con toda la firmeza que corresponde, debido a que la coyuntura electoral ha servido para que este sector haya demostrado su verdadera esencia reformista, oportunista y ambigua, que por mucho tiempo habían mantenido en secreto. Siendo este por ende el momento propicio para desenmascarar las intenciones de este sector, ya que al pasar el circo electoral los pseudo-anarquistas libertarios volverán a esconder esta parte de su practica y andarán en Chile y el extranjero vendiendo “falsos discursos revolucionarios” y diciendo que la centralidad de su acción se encuentra en la “acción directa de masas”, cuando los mismos documentos que han hecho públicos demuestran con creces lo contrario.

Lo queremos hacer para que los compañeros jóvenes que recién se están sumando a las luchas sociales y que poco a poco van sintiendo simpatías por el anarquismo, como viene ocurriendo desde un tiempo a la fecha, no se vean engañados por un discurso que esconde intenciones que se alejan profundamente de los postulados anarquistas. Y sobre todo cuando dentro de su estrategia a mediano plazo, se encuentra la búsqueda de canales con partidos políticos de izquierda, dentro de ellos el Partido Comunista (Que será parte del futuro gobierno), el que “nos declaro la guerra” a los anarquistas el año 2006, el que entrego nombres de nuestros compañeros a la inteligencia estatal y el que le rompió los dientes a palos a la madre del Weichafe Matias Catrileo hace poco tiempo atrás.

Los Hechos

Ya el 1° de Mayo de este año 2013, durante las jornadas de conmemoración del “día del trabajador”, donde lxs anarquistas de todo el mundo recordamos a los “Mártires de Chicago”, se convoco a un acto sindical “clasista y combativo” en la Plaza Brasil, convocado por una serie de organizaciones sindicales, dentro de ellas, una donde trabajan elementos “libertarios” del ámbito de la construcción (SINTEC). Este tipo de actividades históricamente autónomas de toda candidatura y partidos políticos, incluyendo los de izquierda, tuvo sin duda un elemento que en ese momento se considero anecdótico. Ya que la sorpresa fue mayúscula para muchxs compañerxs, cuando al llegar al lugar se comenzó a ver variada propaganda politica del candidato a la presidencia Marcel Claude. La cual hacia una patética combinación, con banderas rojinegras de carácter anarquistas, que algunos personajes no pararon de agitar en ningún momento. Este fue uno de los primeros elementos que comenzó a llamar la atención sobre el rumbo que estos sectores reformistas estaban tomando. 

Sin embargo este primer indicio, se vio confirmado justo dos meses después, cuando el 1 de Julio aparece públicamente una autodenominada “Red Libertaria” en cuya “declaración publica” se señala que:

“La elección presidencial en nuestro imaginario, hoy por hoy, es valorada como una posibilidad de referenciar una orientación estratégica de ruptura democrática y contenidos programáticos provenientes del campo popular movilizado...Es por ello que hemos decidido con seriedad y responsabilidad histórica, contribuir a este proceso de articulación política, incorporándonos activamente al movimiento social, ciudadano y popular denominado “Tod@s a La Moneda”...Del mismo modo expresamos nuestro total respaldo al candidato presidencial Marcel Claude, pues consideramos que se ha hecho parte de las demandas más sentidas del campo social y se ha puesto al servicio de un proceso estratégico de movilización y politización popular...Finalmente, ratificamos nuestra voluntad inquebrantable de avanzar en la construcción de una Izquierda Libertaria en Chile...”

Inaugurando así a través de esta declaración, una estrategia indecente que desde hace un tiempo ya los sectores mas reformistas estaban delineando.

Pero antes de continuar criticando a este sector hay una interrogante importante que es preciso dilucidar ¿Red Libertaria es una organización surgida de improviso? ¿Es el resultado de una torpe opción tomada por parte de algunxs que no entendieron bien en que consistía el anarquismo?  No. Red Libertaria es parte de una estrategia creada conscientemente por integrantes de la OCL (Organización Comunista Libertaria), dentro de la cual se integro en su totalidad la FCL (Federación Comunista Libertaria) hace un tiempo atrás. Siendo esta estrategia reformista adoptada y promovida también por el FEL (Frente de Estudiantes Libertarios).

Y son sus militantes quienes crearon esta “Red” para encarar su participación en las elecciones y así tratar de no “ensuciar” el nombre de sus organizaciones. En este sentido solo hemos encontrado dos articulos que desde lo libertario se han desenmarcado públicamente de esta política. La declaración del CAL y del FAO (Frente Anarquista Organizado) el cual ya habla de un quiebre en el movimiento libertario debido a la adopción de esta estrategia reformista. Por lo cual la supuesta hegemonía del sector reformista dentro de lo “libertario” no seria tan amplia como sus promotores señalan. Lo cual habría generado inclusive el fraccionamiento de OCL-Chile.

Sin embargo es interesante entender como se llego a generar esta estrategia reformista, que algunos ex militante de la OCL  han llegado a describir inclusive como: “La escuela de la maquina, el chanchullo y la burocracia dirigente”. En este sentido algunos fragmentos de la declaración que han hecho circular los sectores que se separaron de la OCL-Chile son más que decidores:

“...a pesar de la oposición de un importante sector de la organización- posiciones respecto a cómo enfrentar los nuevos escenarios políticos (apertura e inserción de los espacios institucionales, ascenso del reformismo y la movilización social, etc.) sobre la de base premisas y tesis con una ambigua perspectiva de clase. Esto se agravó más cuando, aun en un proceso de congreso nacional de OCL, y sin haber zanjado una línea táctica común, un sector minoritario, pero amparado en cargos de dirección, dio un salto programático a algo tan relevante como hacerse parte de la campaña presidencial de Marcel Claude mediante un órgano, en principio ilegítimo dentro de la organización, como es Red Libertaria. Un salto que, de considerarse necesario u oportuno de acuerdo a ciertos objetivos, debió haber sido resultado de un debate abierto, de cara al movimiento libertario que, en su conjunto, se ha visto afectado por estas apuestas aventureras de incierto futuro y dudosos réditos políticos. Pese a que esta maniobra terminó siendo aprobada sobre la marcha por la militancia con el fin de darle un control orgánico, esto ocurrió luego de que ya existiese como entidad autónoma, que operaba nacionalmente y declaraba abierta y acríticamente su apoyo al comando de Tod@s a la Moneda. Digan lo que digan, los “democráticos” acuerdos posteriores no pueden borrar los orígenes ilegítimos. La aprobación de los hechos consumados es un gesto de autocomplacencia moral más que una determinación política.”

Por lo cual la supuesta sensación de unidad que los reformistas están dando a través de su articulada presencia en distintas páginas web, inclusive opinando en ellas para tratar de justificar lo injustificable, no es nada más que la típica actuación de partido llevada al anarquismo.

Sin embargo esta “forma de trabajo” verticalista y dirigente no viene solo de ahora como indican otros compañeros (ex OCL) ya que en años anteriores habían ocurrido situaciones similares:

“...El quiebre político fue específicamente por el tema de las Elecciones presidenciales el año 2005. La base de Valpo en su mayoría decidió llamar a votar nulo (como las veces anteriores) y Santiago y Conce querían abstenerse de llamados públicos, para que 'No interfiriera con el trabajo territorial en los allegados', ya que este trabajo se compartía con el Partido Comunista, en Santiago. Esa fue la razón...”

En este sentido señalan inclusive que lo que se dio:

“...En realidad, tampoco fue un quiebre, sino que una expulsión sin derecho a debate, por la espalda, de una forma muy poco compañera y libertaria, que hasta entre los stalinistas se vería fea...”

Sin embargo para quienes redactamos este documento/opinión, tratar el asunto relativo a como se articulo la estrategia de la “ruptura” democrática, nos parece útil tan solo para demostrar que quienes andan llenándose la boca de palabras como “democracia”, deberían preocuparse primero de instaurar mecanismos adecuados en sus propias organizaciones antes de andar ofreciendo las “transformaciones que Chile necesita”. Pues el dirigentismo y el deseo de protagonismo de algunos es señal clara de una deformación autoritaria que no afecta tan solo las ideas, sino que también las prácticas mismas de este sector. Las cuales continúan reeditando lo peor del reformismo de izquierda.
   
Justificar lo injustificable

“...el antielectoralismo no puede constituirse como un principio o una máxima del pensamiento libertario, más bien debe entenderse que éste es y ha sido una táctica que puede ser usada, o no, por los libertarios y el movimiento social en una coyuntura específica...”
                                                         Daniel Perez. “Los libertarios y la “problemática electoral”

Frases como estas son las que nos demuestran de forma cabal cuan bajo han caído los “libertarios” para tratar de justificar la estrategia que están llevando a cabo. De hecho coincidimos con los compañeros de Brasil que ya criticaron la estrategia de “ruptura democrática” con el articulo “las elecciones chilenas y la degeneración de la teoría y practica del anarco-comunismo” en el sentido de que señalan que lo que esta haciendo el anarco-comunismo en Chile, es una acción “revisionista” sobre la teoría anarquista. Debido a que están poniendo en entredicho elementos que históricamente han sido constitutivos de nuestras ideas, y que ningún sector del anarquismo, pese a las diferencias que existen -inclusive en la actualidad- pone en contradicción. Como es la negación de las elecciones como “medio” utilizado. Lo cual además no responde a un tema “principista” como cataloga el anarco-reformismo a todo aquel que lo contradice, sino que debido a lo que decía Malatesta en el sentido de que “quien elige el camino equivocado, no va a donde quiere, sino adonde el camino lo lleva”. Siendo esta una máxima del anarquismo que a lo largo del tiempo la historia no a hecho más que reivindicar.

Pero para los anarco-reformistas, la estrategia ya estaba lanzada desde el surgimiento de “Red Libertaria” y por ello se dieron a la tarea de inundar varias paginas de Internet, entre ellas www.anarkismo.net con distintos artículos en donde se reivindica desde la participación de los anarquistas en las elecciones, hasta llegar a abogar por “construir una iglesia cuya centralidad sean los pobres” como reza un articulo firmado por Felipe Ramírez. No faltando incluso el pobre incauto que en un foro de la página “alasbarricadas.org” señalaba que una de las “tareas del periodo” era “democratizar las fuerzas armadas...”. Mientras en facebook sin ninguna vergüenza, “subían” fotos de banderas rojinegras del anarquismo al lado de carteles que decían “Marcel presidente” y otras situaciones por el estilo. 

Todo lo cual según ellos:

“...obedece, a un cierto grado de madurez que... hemos alcanzado...metiendo las patas en el barro y afrontando los problemas de frente y con audacia, no esquivándolos ni conformándonos con el consuelo de una teoría inmaculada si la realidad de los hechos se empeñaba en contradecirla...”

Por lo cual el resto de los anarquistas no tan solo sufrimos del “infantilismo” de izquierda que nos “diagnosticó” V. Lenin, (que tanto les gusta a los “libertarios”), sino que además reivindicamos un anarquismo que es permanentemente “contradecido por la realidad”. Lo que en términos concretos equivaldría a dar por muertas nuestras ideas, en el momento en que paradójicamente han resurgido con más fuerza y demuestran plena vigencia.

Siendo este un discurso agresivo, que sin embargo se contradice con el llamado que hacen a que toda la discusión relativa al anarco-reformismo se de de forma civilizada y con “altura de miras”, ya que pareciera ser que entre menos revuelo genere lo que están haciendo, para ellos es mucho mejor. Lamentablemente para ellos, nosotros no seguiremos su juego.

Sin embargo la justificación de su estrategia utiliza el “dramatismo mesiánico” como herramienta principal, ya que la supuesta “urgencia” que existiría en Chile en este momento preciso (elecciones), es la materia prima necesaria para hacer que quien se identificara como anarquista ayer, comience a actuar como un “reformista ciudadano” hoy. Borrando con el codo lo que escribieron con la mano.

El “drama de los libertarios” queda claro a continuación:

“... nos encontramos en un punto decisivo, en un momento bisagra que marcará un antes y un después para nuestro país y en el que sólo las fuerzas políticas que sepan interpretarlo y posicionarse correctamente en él tendrán viabilidad y proyección a futuro...”.

Pero no solo eso, hay una justificación aun peor:

“...El trabajo por frentes o áreas de trabajo ha sido crucial en este sentido, pero las limitaciones de este modelo se empiezan a manifestar...a medida que vamos acercándonos a techos estructurales y chocamos con las trabas existentes...Y es que hay una serie de límites...en las actuales circunstancias para que la izquierda siga creciendo exclusivamente a través del trabajo de frentes”.

Sin embargo debemos decir que si bien la participación en elecciones es uno de los elementos más visibles del “reformismo libertario”, este es tan solo la punta del iceberg, ya que lo que se esconde detrás de todo esto, es una pobre forma de entender la lucha y los procesos revolucionarios.

Ya que todo lo que pudiera parecer como deseable en este momento (mantener la autonomía de las organizaciones de base de todo tipo, llamar a no votar para profundizar el descrédito de los partidos políticos y evitar que las ilusiones y luchas sean cooptadas por verdaderos “ofertones políticos” sin ningún tipo de realismo, incluyendo el de su candidato Marcel Claude), como mínimo, es algo que ellos rehuyen. Prefieren optar por el “discurso de moda” dentro de la izquierda chilena, que señala que el mayor enemigo en la actualidad es la “constitución pinochetista”. Siendo justamente ella la que “no les permite avanzar”. Como si en algún momento de la historia las revoluciones se hubieran hecho gracias a las constituciones o a las leyes existentes. Cuando la única verdad es que el pueblo avanza cuando se fortalece como tal de forma autónoma, y no cuando lo dirigen los oportunistas o el estado le alarga la cadena. Y por si no lo saben, o ya lo olvidaron con tanto autor marxista que han leído, a eso el anarquismo le ha llamado históricamente “acción directa”. La cual por lo demás esta directamente vinculada con la autonomía, organización y acción propia de los explotados y dominados. Y que para nosotros se ha desarrollado históricamente “a pesar” de las izquierdas, no gracias a ellas.

Pero es preciso considerar también que el discurso reformista de los “libertarios” demuestra en sus contradicciones la falsedad de su discurso. O sino ¿Como pretenden seguir diciendo que la “acción directa de masas” es la columna central de su estrategia, cuando antes justificaban su participación en las elecciones porque lo social estaba llegando a un “techo estructural”? (Algo sumamente falso y tendencioso por lo demás.) Y que justamente por eso es necesario “acumular mas allá de lo sectorial”. Pues en la practica lo que ocurre es que debido a la forma autoritaria que tienen de pensar, no hayan que hacer con la movilización social mas que canalizarla hacia fuerzas políticas que ellos creen que van a poder construir y que van a poder dirigir.

La grandilocuencia del discurso libertario v/s la realidad

Sin embargo al aterrizar en la realidad histórica el discurso libertario, podemos darnos cuenta que a las finales es simplemente “mas de lo mismo”.

En primer lugar, su “correcta lectura de la realidad” y su “vocación de mayorías” acabaron siendo nada más que un dulce sueño.  Ya que esa “realidad” de la cual tanto hablan, los llevo de una “vocación de mayorías” a una “vocación de minorías” a partir de un resultado electoral triste, patético y miserable (2.8%)  que no hizo mas que reforzar el circo electoral y darle un carácter mas “inclusivo” con la participación de “candidatos con propuestas alternativas”. Su análisis político una vez mas fue errado, ya que no solo no lograron su objetivo traicionero y partidario de “canalizar” la protesta social a las urnas, sino que también sus “visionarias direcciones políticas” se auto-ilusionaron al pensar que iban a sacar el 7% de los votos o incluso el 9% como señalaban los mas entusiastas. La historia les dio un violento cachetazo y los dejo ahora buscando alianzas con otros sectores políticos. Incluyendo a MEO que no solo a dicho públicamente que no quiere cambiarlo todo, sino que también es el líder del “Partido Progresista” y de otros sectores como el “Partido Liberal”. ¿Seremos la única región del mundo en donde los “libertarios” además de ser parte de campañas presidenciales y ser parte de comandos electorales, están en busca de acuerdos con sectores progresistas y liberales? Como dice el refrán popular “dime con quien andas y te diré quien eres”.  

De hecho el reformismo es tan patente en este sector, que inclusive han adoptado sin ninguna vergüenza conceptos propios de la política burguesa tradicional como el ya triste “vocación de mayorías” que permanentemente es utilizado por la “Nueva Mayoría” y por la Derecha, o el marketinero “Hacer las transformacion que Chile necesita”. Lo que le da un carácter aun más ridículo a su discurso, sobre todo cuando ese concepto grandilocuente, choca con los miserables resultados electorales que sacaron.

Es siempre útil cuestionar y criticar el “principicismo” cuando nuestra practica se preocupa de romper con ellos.  Es siempre útil igualmente mencionar las falacias y vacíos que tiene el anarquismo e incluso decir que el mismo ya no tiene vigencia. Sobre todo cuando se buscan alianzas con sectores políticos que en Chile siempre han criticado y denostado al anarquismo como es la izquierda tradicional, reformista y electoralista...Sin embargo es bastante oportunista seguir utilizando los símbolos del anarquismo para caratular estrategias cuando algunos sectores de la juventud se sienten cercanos a nuestras ideas.

Por otra parte, no hay “audacia” ni novedad alguna en reproducir los trillados caminos electoralistas que desde siempre ha seguido la izquierda y que no la ha llevado a nada más que a fracasos, como nuevamente ocurrió en la primera vuelta. La única novedad es que individuos autodenominados como anarquistas lo hicieron. Sin contar el hecho de que inclusive muchas organizaciones marxistas mucho más consecuentes que ustedes con las ideas revolucionarias, llamaron a no votar. No hay audacia alguna en llamar a votar cuando un poco mas de la mitad de la población no fue a votar ni por ustedes ni por nadie. Esto no es algo audaz sino algo sumamente estupido y patético, por decirlo de forma suave.

En otro sentido el “argumento cuantitativo” que utiliza OCL-Chile y los “libertarios” para tratar de arrogarse una importancia que existe solo en sus cabezas, es también parte de un discurso grandilocuente. Ya que en las condiciones actuales, es mas o menos fácil crecer cuando uno además de contar con una organización publica, esta conformado por una ambigüedad ideológica tal, que bajo el paraguas de lo “libertario” han mezclado todo lo que han podido atrapar, construyendo un mamotreto ideológico indescifrable. ¿O acaso van a negar que les complica utilizar la palabra anarquismo para reivindicarse? ¿O van a decir que son ustedes una organización compuesta solo por anarquistas? ¿o van utilizar alguna otra excusa barata para explicar como una organización anarquista tiene artículos llenos de citas de autores marxistas e inclusive de ex ministros de gobierno como el de Venezuela? Pero claro, nos responderán que eso es propio de una organización “madura políticamente” que a abandonado el “principismo” propio de quienes no somos mas que un dato anecdótico comparado a la “seriedad” y “grandeza” de ellos. Pero en este sentido se debe ser cuidadoso, porque no hay que olvidar que si el anarquismo se ha posicionado en Chile durante los últimos años no es gracias a la acción de organizaciones como OCL-Chile que digamos. Afirmar esto es faltarle el respeto a la acción que muchos compañeros han llevado a cabo desde distintas posiciones del anarquismo.

Por lo demás debemos considerar que en los últimos años en Chile han crecido distintas organizaciones, no tan solo la organización de los “libertarios”. Pero con la diferencia de que las mismas no tienen puesta su atención en la disputa de representatividad ni tampoco en querer aparecer hacia el extranjero poco menos que como “la vanguardia social y libertaria” que existe en Chile. Como “la esperanza de una nueva izquierda”. Esa mentira tienen que dejarla para los compañerxs del extranjero, porque nosotrxs sabemos bien que en la región Chilena la cosa no es así. En el extranjero se pueden decir mentiras de este tipo para obtener financiamiento, para hacer alianzas, crear falsas imágenes o generar apoyo de parte de quienes difícilmente pueden saber lo que ocurre en la realidad.

Por eso es que creemos que el problema que existe en Chile para el desarrollo de cambios revolucionarios, no es la institucionalidad ni la constitución creada en dictadura y legitimada por la democracia burguesa. El problema son los que siguen desviando y entorpeciendo la lucha por intereses políticos particulares que ponen en los partidos y no en las organizaciones sociales y autónomas el motor de los cambios y transformaciones revolucionarias. Lo que hay aquí es un montón de oportunismo, de ambigüedad y de reformismo. Todo lo que había de anarquismo en este sector reformista si es que existió en algún momento hoy simplemente a desaparecido. Y planteamos esto sin querer arrogarnos la verdad absoluta, sin tratar de decir que tenemos las respuestas a todos los problemas que existen. Pero una cosa es admitir las falencias que tenemos TODOS aquellos que luchamos por cambios profundos y otra cosa es que nos vendan un producto añejo con un envoltorio nuevo para tratar de hacerlo parecer presentable. 

En este sentido llamamos a que los “libertarios” transparenten sus posturas, que escriban de forma clara lo que quieren. Que admitan que hicieron una lectura sesgada y falsa del momento actual en el que esta la región chilena, para poder articular una estrategia reformista que no tiene otro sentido que encontrarse en el “campo electoral” con los sectores con los cuales desean construir su “vanguardia compartida” y hacer así realidad la idea que diseñaron miembros del partido comunista chileno en el exilio en los 70. Que admitan que para ustedes la centralidad esta en el “partido” y no en lo social y finalmente que transparenten sus ideas y dejen de utilizar al anarquismo para conseguir sus objetivos particulares.

¿Que tipo de anarquismo es el que llama a elecciones y ve en ellas “oportunidades” para avanzar en la lucha o  una vitrina para vender nuestros símbolos e ideas como si fueran mercancía barata de una tienda comercial? ¿Que tipo de anarquismo es aquel que abandono la destrucción del estado, llama a crear partidos políticos, tiene tintes nacionalistas y llama a “construir la iglesia que necesitan los pobres? Acá no hay anarquismo, sino la cara más miserable del postmodernismo. Quizás Chile tenga el triste record de haber tenido banderas anarquistas flameando en campañas presidenciales. No lo vamos a olvidar. A los libertarios muy por el contrario de lo que señalan, el “anarquismo clásico” no les quedo “chico”, les quedo demasiado grande.

Sin embargo somos muchxs los que ya nos hemos dado cuenta de lo que este sector esta haciendo, e independiente de lo que hagan seguiremos firmes y sin tranzar nuestros principios aunque a los reformistas les duela. Y somos muchos los que sabemos también que el oportunismo y las ansias de figurar se han transformado en una característica común de los anarco-comunistas en Chile, no solo de los “libertarios”, sino también de organizaciones como el CRA. (Corriente Revolución Anarquista). Todos ellos tienen la misma “escuela”, la misma historia y también los mismos vicios. 

Es por eso que llamamos a los compañeros de Chile y el extranjero a no dejarse engañar, y así mismo hacemos un llamado a cerrar los espacios a este sector y a combatir políticamente a los anarco-reformistas y a OCL-Chile en donde quiera que se encuentren, hasta que abandonen públicamente su ligazón con el anarquismo.

De igual forma llamamos a los compañeros libertarios que están en contra de esta estrategia a que rompan de manera definitiva con quienes no están haciendo nada más que utilizar al anarquismo para propósitos que nada tienen que ver con nuestras ideas.

¡El anarquismo es revolucionario o no es!

¡El anarquismo no vota, ni tiene partidos!

¡Por el avance de las verdaderas luchas anticapitalistas y antiestatales...salud y anarquía compañerxs !

Desde la región chilena, un saludo fraterno a quienes en todas partes del mundo luchan día a día por mantener vivas las ideas anarquistas.

http://periodicoellibertario.blogspot.com.es/2013/12/debate-en-chile-oportunismo-reformismo.html

http://www.facebook.com/pages/Anarquistas/378066755607147

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada